lunes, octubre 20

TODO ERA AMOR


¡Todo era amor... amor!
No había nada más que amor.
En todas partes se encontraba amor.
No se podía hablar más que de amor.
Amor pasado por agua, a la vainilla,
amor al portador, amor a plazos.
Amor analizable, analizado.
Amor ultramarino.Amor ecuestre.
Amor de cartón piedra, amor con leche...
lleno de prevenciones, de preventivos;
lleno de cortocircuitos, de cortapisas.
Amor con una gran M, con una M mayúscula,
chorreado de merengue,
cubierto de flores blancas...
Amor espermatozoico, esperantista.
Amor desinfectado, amor untuoso...
Amor con sus accesorios, con sus repuestos;
con sus faltas de puntualidad, de ortografía;
con sus interrupciones cardíacas y telefónicas.
Amor que incendia el corazón de los orangutanes,
de los bomberos.
Amor que exalta el canto de las ranas bajo las ramas,
que arranca los botones de los botines,
que se alimenta de encelo y de ensalada.
Amor impostergable y amor impuesto.
Amor incandescente y amor incauto.
Amor indeformable. Amor desnudo.
Amor amor que es, simplemente, amor.
Amor y amor... ¡y nada más que amor!
Oliverio Girondo

(Imagen : L. Alma Tadema)

3 Comments:

Blogger ribemependros said...

Me ha encantado el poema divertido tierno, brillante ágil, voy a averiguar más sobre este poeta al que no conocía y que por casualidad me voy topando con él aquí y allá
Besos
Ribe

5:33 a. m.  
Blogger Mc.Camozzi said...

Precioso poema. No lo conocia y es siempre un placer descubrir algo de nuevo.
Un abrazo,
Mac

9:12 a. m.  
Blogger amor said...

me encanta ver la palabra "amor" cerca de ribemependros, precisamente hoy

un beso

s

5:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home